QUIENES PUEDEN ESTUDIAR LA BIBLIA

.LECCIONES PRÁCTICAS DE LA BIBLIA PARA RECIÉN CONVERTIDOS Nº3

 

  1. DEBEMOS ESTUDIAR LAS SAGRADAS ESCRITURAS

  La idea que solamente los cleros o aquellos con dones especiales del Espíritu Santo deben estudiar la Biblia ES UNA IDEA FALSA.  Cuando Cristo estuvo en el mundo en su ministerio personal, Él no limitó sus enseñanzas a ningún grupo de clérigos; Él enseñó a las multitudes.  En el Nuevo Testamento encontramos la misma enseñanza escrita  que el Señor dio personalmente durante su ministerio.

¿QUIÉN DEBE ESTUDIAR LA  BIBLIA?

Los incrédulos deben estudiarla para que crean (Juan 20:20-31).  Los creyentes deben estudiarla para obtener la vida eterna (Juan 5:39).  Los que son nobles de corazón la leerán para estar seguros de los predicadores (Hechos 17:11).  Los niños deben leerla para hacerse sabios para la salvación (II Timoteo 3:15-17).  Los predicadores deben estudiarla para hacerse aprobados de Dios (II Timoteo 2:15).  En efecto, la pregunta debe ser, “¿Quién NO debe estudiar las Escrituras?”.

 III.    TODOS  NO  PUEDEN  ENTENDER  LA  BIBLIA

Dicen que solamente los cleros o los que tienen dones especiales del Espíritu pueden entenderla.  Si fuera así no tendríamos tantos textos como los citados anteriormente, que nos enseñan que todos debemos leer las Sagradas Escrituras.  La Biblia contiene en forma escrita exactamente el mismo mensaje que los apóstoles y los profetas predicaban oralmente en su día.  La gente que les escuchaba podía entenderlos sin dificultad.  ¿Somos nosotros de esta generación menos inteligentes que ellos?  La confusión que existe sobre lo que enseña la Biblia es el resultado de DESCUIDO en estudiarla y de la gente rebelde que no quiere recibir la verdad cuando la oye (II Ts 2:10-11). También los falsos maestros la pervierten (Gálatas 1:6-9).

LA BIBLIA  FUE  TRADUCIDA  DE  OTRAS  LENGUAS  AL  ESPAÑOL

El Antiguo Testamento fue escrito en hebreo y el Nuevo Testamento en griego, por los autores inspirados.  Los eruditos que tradujeron la Biblia a idiomas modernos no fueron inspirados por el Espíritu Santo y pudieron equivocarse.  No así los autores de la Biblia, porque fueron inspirados por Dios y escribieron exactamente lo que Dios mandó.  Nuestra protección contra errores de los traductores viene de las varias traducciones de la Biblia.  Comparando  las diferentes versiones podemos protegernos de la posibilidad de error.  En español hay cuatro versiones principales que usamos actualmente:

 

  1. Versión de Cipriano de Valera, traducida en 1.602
  2. Versión Félix Torres Amat (versión católica)
  3. Versión Moderna
  4. Versión Reina-Valera, revisada en 1.960

        

La versión de Cipriano de Valera es la más popular entre la gente protestante y la revisión de 1960 la hizo la traducción más perfecta de todas.  Todas estas  traducciones  son  muy  buenas  y     todas están completamente de acuerdo en doctrina, probando que Dios en su providencia, ha guardado la pureza del Texto Sagrado.En las referencias en el centro de la página de muchas Biblias y en otros lugares se abrevian los nombres de los libros.  Por ejemplo, el libro de Romanos se escribe Rom., capítulo se escribe cap. ó cp y versículo se escribe ver. ó vers.

  

 

CUESTIONARIO DE REPASONº3

 

  1. ¿Halló usted en su Biblia todos los textos citados arriba?

 

  1. Nombre las diferentes clases de personas que deben estudiar la Biblia, según el segundo párrafo arriba.

 

  1. ¿Pueden todos entender la Biblia?

 

  1. ¿Porqué no entienden algunos la Biblia? (Véase el tercer párrafo de la lección)

 

  1. ¿Fue la Biblia inspirada por Dios cuando fue escrita en las lenguas originales? (I Pedro 1:21;          II Timoteo 3:16-17

 

  1. ¿Fueron inspirados los traductores?

 

  1. ¿Qué protección tenemos de la posibilidad de error en traducción?

 

  1. ¿Enseñan las diferentes versiones de la Biblia exactamente la misma doctrina (si o no)?

 

  1. Nómbrese las lenguas originales en la cuales fue escrita la Biblia.